Partidos y sindicatos vascos difundirán los casos de tortura

Izquierda abertzale, EA y Alternatiba anuncian, junto a sindicatos y otros colectivos, que difundirán los casos en el ámbito internacional. Trasladarán las últimas denuncias a diversas instancias, así como al Grupo Internacional de Contacto. Aralar exige que la Fiscalía investigue lo ocurrido.

p004_f01_199x100.jpg

 

Nerea GOTI | BILBO

Representantes de Alternatiba, EA y la izquierda abertzale, los sindicatos LAB, ESK, EHNE, Hiru y STEE-EILAS, así como del movimiento pro amnistía y Torturaren Aurkako Taldea (TAT) anunciaron ayer en Bilbo que llevarán ante organismos e instituciones internacionales los testimonios de torturas referidos por los cuatro detenidos en la última operación de la Guardia Civil.

Los citados agentes políticos, sindicales y del movimiento social comparecieron en una rueda de prensa junto a familiares de los cuatro detenidos: Daniel Pastor, Beatriz Etxebarria, Lorena López e Iñigo Zapirain. Cedieron la palabra a Jokin Etxebarria, hermano de Beatriz, quien leyó los pasajes más duros de su testimonio sobre el trato recibido a lo largo de los cinco días de arresto incomunicado a manos de la Guardia Civil. Un documento que se hizo llegar en su integridad a los medios de comunicación presentes en la sala.

Jokin Etxebarria recordó la violencia con la que se produjo la propia detención en el domicilio, las amenazas, golpes y la práctica de «la bolsa» durante el viaje a Madrid, así como el tormento que refirió de su estancia en comisaría, donde relata que fue despojada de su ropa y violada con un objeto, como adelantó GARA este lunes.

Beatriz Etxebarria habla asimismo de su experiencia ante el médico forense, que visita en tres ocasiones. «No le cuento nada al ver cuál había sido su actitud en la última visita, en la que cuestionaba el relato de torturas», expresa sobre su tercera aparición ante el médico.

Etxebarria cuenta, por ejemplo, que el último día de su estancia en comisaría fue objeto de «hasta seis interrogatorios». Explica que «después de hacer las declaraciones, la agresividad era menor» o que «pasábamos mucho tiempo preparando las declaraciones». «Las amenazas no cesaron hasta llegar a la Audiencia Nacional», señala sobre el traslado al juzgado, en torno al que cuenta que uno de los agentes insistió en que «tenía que ratificar ante el juez la declaración».

Beatriz aclara, asimismo, que ya ante el juez Grande-Marlaska negó la declaración policial y denunció haber sido torturada. Indica que el juez le preguntó «por qué no le había dicho nada al forense», a lo que ella respondió que fue por la «mala actitud» del facultativo y a que «cuestionó la veracidad» del maltrato.

El repaso al tormento que vivió Beatriz Etxebarria, leído con entereza por boca de su propio hermano, estremeció a muchos de los participantes en la rueda de prensa, en particular cuando la madre de Daniel Pastor, entre el público, rompió a llorar, ante lo que fue arropada por otros familiares. «¿Sabéis dónde están?» preguntó en voz alta al final de la rueda de prensa, a lo que el representante del movimiento pro amnistía Roberto Noval respondió que han sido trasladados a otra prisión, «pero no han informado a los familiares».

Ane Ituiño, de TAT, y Noval, en nombre del movimiento antirrepresivo, resaltaron que los cuatro detenidos han denunciado haber sido torturados. «Han sido golpeados en la cabeza y en el cuerpo, han sufrido la bolsa hasta quedarse sin respiración, les han desnudado, han sufrido tocamientos y una de las detenidas ha sido violada con un palo. Han sido amenazadas e insultadas mientras oían gritos y lloros de sus parejas», destacaron en euskara y castellano.

Incidieron, asimismo, en la actitud de Dani Pastor, quien reconoció haberse golpeado en cabeza y puños para autolesionarse. «¿Qué puede llevar a una persona a hacerse daño de esa forma?» preguntaron los agentes políticos, sociales y sindicales reunidos ayer ante la prensa. Y acto seguido plantearon: «¿Por qué se autoinculpan e inculpan a sus parejas o a sus amigos y amigas?». «La respuesta es obvia: el infierno de la tortura», respondieron.

Subrayaron que el tormento contado por los cuatro detenidos ha llevado a estos sindicatos, fuerzas políticas y sociales a reafirmarse en los compromisos manifestados la semana pasada, «con más razón si cabe».

Detenciones con fines políticos

Solicitaron al Gobierno español «que dé pasos para solucionar el conflicto, pasos concretos hacia un escenario de paz y democracia», al tiempo que le emplazaron a «abandonar la política represiva y las detenciones con objetivos políticos».

«Seguiremos trabajando en la consecución de un proceso de solución democrático y en ese camino es necesario acabar con las detenciones y la tortura», precisaron en torno a un trabajo que se han fijado en próximos días. Avanzaron que recurrirán a organismos e instancias internacionales, «donde iniciaremos relaciones para exigir las medidas y responsabilidades necesarias para acabar con la tortura». Anunciaron igualmente que los relatos se harán llegar también al Grupo Internacional de Contacto.

Además, llamaron a la ciudadanía a participar en las concentraciones que tendrán lugar el próximo lunes a las 19.30 ante las sedes del Gobierno español en Bilbo, Donostia, Gasteiz e Iruñea, bajo el lema siguiente: «Atxiloketa gehiagorik ez. Torturak amaitu».

Aralar, que no participó junto a los otros agentes en esta comparecencia, anunció que ha exigido a la Fiscalía que investigue las denuncias de «abusos sexuales y malos tratos».

Reactivan ahora la búsqueda de artefactos colocados en 2007

La Guardia Civil rastreó ayer, sin obtener resultados, dos puntos de Burgos y Cantabria en busca de artefactos explosivos supuestamente colocados en 2007 por el «comando Otazua» de ETA. Argumentaron que lo hacían a partir de las declaraciones realizadas por los allegados en los calabozos.

Así lo confirmaron a Efe fuentes de la lucha anti-ETA, que señalaron que una de las hipótesis era que los artefactos fueran de escasa potencia y estallaran en su día sin dejar señales de ello.

En septiembre de 2007, cuando ETA advirtió de la colocación de un artefacto en esa zona, ya se puso en marcha un dispositivo de rastreo que se cerró sin encontrar el artefacto y que provocó retenciones de tráfico durante varias horas en los accesos a Torrelavega.

En Cantabria, la búsqueda de ayer se realizó en los márgenes de la autovía A-67, entre los kilómetros 181 y 183. El operativo, que duró unas dos horas, estuvo compuesto por más de una veintena de agentes de la Guardia Civil, de los TEDAX y de patrullas de la zona, con la ayuda de perros adiestrados.

Mientras tanto, en Burgos la zona rastreada fueron los márgenes de la A-1 a la altura de Rubena, a unos cuarenta kilómetros de la capital.

Aquesta entrada ha esta publicada en ESTAT ESPANYOL, TORTURA. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s