Nos han vendido… Otra vez

Escrit per Ateneu Llibertari l’Escletxa – a 28 Gener 2011

El Gobierno y los sindicatos CC OO y UGT alcanzaron ayer de madrugada un principio de acuerdo sobre el punto más espinoso en la negociación de la reforma del sistema de pensiones: los años cotizados necesarios para jubilarse. Ambas partes han acordado que los trabajadores podrán poner fin a su vida laboral a los 65 años conservando la pensión completa si han cotizado al menos durante 38 años y medio, por debajo de la última propuesta del Gobierno que llegaba hasta los 39 y a medio camino de la propuesta sindical de los 38 años. Para el resto de trabajadores, será necesario haber cotizado 37 años para jubilarse a los 67 años manteniendo la pensión íntegra. También ha habido un principio de acuerdo en materia de negociación colectiva y políticas activas de empleo.

* Aval del pleno al retraso progresivo de la jubilación
* Un paso vital para un gran pacto de Estado
* Las claves de la reforma de las pensiones
* Cuidar hijos y ser becarios sumará hasta dos años de cotización
* Favorable acogida entre la clase política del principio de acuerdo sobre la reforma de pensiones
* Tres horas de reunión a solas con Zapatero

En cuanto al periodo de cómputo, los sindicatos finalmente aceptarán como válida la propuesta del Gobierno de que se tengan en cuenta los últimos 25 años de vida laboral (ahora son los 15 últimos), según fuentes gubernamentales. El Ejecutivo, a cambio, ampliará el periodo transitorio para implantar el nuevo cómputo.

El periodo de implantación de la nueva edad de jubilación arrancará en 2013 y se extenderá hasta 2027. Durante ese plazo, se irá aumentando paulatinamente la vida laboral del trabajador, a razón de un mes y medio más cada año.

La intervención a última hora en las negociaciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido clave para que las partes acercaran sus posturas y llegaran a un pacto antes de este viernes, día en el que el Consejo de Ministros aprobará la reforma. El jefe del Ejecutivo se reunió de madrugada a solas durante tres horas con los líderes sindicales Ignacio Fernández Toxo (CC OO) y Cándido Méndez (UGT) para cerrar un acuerdo sobre los años cotizados, el punto más conflictivo de toda la reforma. Finalmente, como deseaba el Gobierno para presentar una decisión tan impopular, la reforma contará con el respaldo sindical. No obstante, desde CC OO se asegura que aún faltan por conocer detalles para poner su firma al acuerdo.

Jóvenes y mujeres

Más allá de mantener la horquilla de jubilación entre 65 años con 38,5 años cotizados y 67 con 37, una de las principales claves para que los sindicatos aceptaran una propuesta que en principio les parecía insuficiente ha consistido en la posibilidad de beneficiar a los jóvenes y a las mujeres en este cómputo.

En el caso de los jóvenes, los periodos transcurridos como becarios podrán sumar a los años cotizados, con un límite de dos años, y permitir así llegar a esos 38 años y medio requeridos para retirarse a los 65. Se está estudiando el efecto retroactivo de esta medida para beneficiar también a aquellos que fueron becarios en 2007, aunque en cualquier caso se tendrá que acreditar debidamente este periodo de aprendizaje. Lo mismo ocurrirá con el periodo no cotizado y dedicado (mayoritariamente por la mujer) al cuidado de hijos: la persona que haya optado por esta solución podrá sumar nueve meses por hijo a su cotización, con un tope de dos años. No será para todas las mujeres, sino para aquellas que interrumpan su vida laboral para tener hijos.

En cuanto a la jubilación anticipada, se eleva de 61 a 63 años la edad mínima para acceder a ella, con una importante novedad: hasta ahora el trabajador tenía que pasar previamente por el desempleo para acogerse a este derecho, mientras que en adelante estará más ligado a la voluntariedad.

Respecto a las políticas activas de empleo, los sindicatos han logrado que el Gobierno diseñe una estrategia global para mayores de 55 años, con una ayuda que ya no será la de 350 euros ofrecida por el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez. La cuantía será mayor y su abono no dependerá de las comunidades, como se había sugerido, sino del Gobierno central. La ayuda estará en torno a los 400 euros.

También en negociación colectiva se han sentado las bases para el acuerdo, aunque habrá una segunda ronda de contactos para perfilarlo, pues sindicatos y patronal tienen hasta marzo para negociar. Este principio de acuerdo se plasmará probablemente en un comunicado conjunto que Gobierno, sindicatos y patronal harán público esta tarde.

El principio de acuerdo ha sido avanzado esta madrugada por la cadena Ser y ha podido ser confirmado poco más tarde por este periódico. En cualquier caso, se podrá seguir negociando después de mañana, cuando el Gobierno presente su anteproyecto de ley de reforma del sistema de pensiones. Pero solo detalles. “El viernes tenemos que despejar las incógnitas mayores”, señaló el secretario de Comunicación de CC OO, Fernando Lezcano, quien admitió que en los últimos días se habían acercado posturas. En esa línea se expresó Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT, al constatar “avances”. Eso sí, ambos hablaron de conflicto y “confrontación” si no se logra el acuerdo básico mañana.


Toni Ferrer: “UGT está poniendo todo su esfuerzo en alcanzar un acuerdo social”

El Secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha afirmado que UGT “está poniendo todo el esfuerzo en alcanzar un acuerdo social, tanto en materia de pensiones como en políticas de formación y empleo, para dar oportunidades a las personas desempleadas y garantizar la protección por desempleo. Además, también hemos planteado al Gobierno que se amplíe el PRODI, que impulse la recuperación económica a través de reforzar las políticas industriales, de innovación y la energética, y que refuerce la negociación colectiva con la reforma prevista”.

Toni Ferrer ha realizado estas declaraciones al inicio del Consejo Confederal de UGT, en el que ha manifestado que el sindicato “apuesta por un acuerdo integral y por un acuerdo global en el que se combine la recuperación de la actividad económica y del empleo, la protección de las personas desempleadas y el reforzamiento de las relaciones laborales a través de la reforma de la negociación colectiva”.

En este sentido, ha considerado que estamos en “un proceso abierto, donde se están produciendo avances, pero son aún insuficientes, porque hay dificultades centradas, en su mayoría, en materia de pensiones, donde creemos que hay que garantizar que nuestro sistema público no genere ningún tipo de restricción a las trabajadoras y trabajadores expulsados por la crisis, que se tenga en cuenta las circunstancias en las carreras de cotización de los jóvenes y las mujeres y que se garantice el derecho a la jubilación anticipada y la jubilación parcial como respuesta a las situaciones de las empresas en crisis”.

Por ello, Toni Ferrer ha afirmado que “estamos en tiempo de negociación. Apostamos por un acuerdo, pero si no se produce, entraremos en el tiempo de movilización, en el que no descartamos ningún tipo de respuesta”.

No sería ningún contratiempo seguir negociando después del viernes

El Secretario de Acción Sindical de UGT ha afirmado que “hay condiciones para que se produzca un acuerdo de aquí al viernes, aunque el proceso de negociaciones no puede estar condicionado a que el Gobierno apruebe en Consejo de Ministros el Anteproyecto de Ley de Reforma del Sistema Público de Pensiones”.

“Aunque lo deseable sería llegar a algún acuerdo antes de ese día, si vemos que hay voluntad y predisposición a negociar, por nuestra parte no sería ningún contratiempo seguir negociando después del viernes, en la medida que el trámite parlamentario permite incorporar el acuerdo en esta materia e, incluso, el acuerdo podría permitir la recuperación del consenso en el Pacto de Toledo”, ha considerado.

La asignatura pendiente y urgente es la recuperación del Pacto de Toledo

Toni Ferrer ha manifestado que “la asignatura pendiente en este momento es la recuperación del consenso en el Pacto de Toledo. Para nuestro sindicato, lo fundamental en torno al sistema público de pensiones, que es un instrumento fundamental y determinante para la cohesión social en nuestro país, es la recuperación del consenso de las fuerzas políticas”.

“Lo acordado ayer en el Congreso”, ha manifestado, “expresa una situación de una parte de las fuerzas políticas. Nuestra voluntad es que se recupere el consenso del Pacto de Toledo, y para ello es fundamental que el Gobierno desarrolle flexibilidad en el ámbito parlamentario, porque el sistema público de pensiones es el sistema más potente que existe para la cohesión social en nuestro país”.

Aquesta entrada ha esta publicada en COSES DE LA DRETA, ESTAT ESPANYOL. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s