El Gobierno trata de evitar que el juez del caso Couso viaje a investigar a Iraq

Dicen que no garantizan su seguridad y que en Bagdad hay mucha niebla. – Sábado.15 de enero de 2011 – 112 visitas

Pedraz mantiene su viaje a Irak pese a las pegas del Gobierno

El Ejecutivo informa al juez de que en el lugar donde reconstruirá el crimen «hay niebla».

N.V. / MADRID

EFE

Javier Couso, el hermano del cámara de Telecinco José Couso El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz no está dispuesto a modificar su agenda pese a las advertencias del Gobierno español sobre el peligro que corre su misión en Irak al no poder garantizar la seguridad de la comisión judicial. En una providencia dictada ayer, el magistrado pone de manifiesto su intención de seguir adelante con la investigación y comunica a las partes que la asistencia a la inspección ocular para la reconstrucción del crimen de Couso «será voluntaria».

La comunicación de Pedraz se producía apenas unas horas después de que recibiera en su Juzgado un escrito de la Dirección General de Cooperación Jurídica Internacional en el que, según adelantó ayer ABC, se le informa de la «altísima preocupación» que suponen para el Gobierno «los riesgos existentes en materia de seguridad». Junto con la falta de medios propios en aquel país para garantizar la seguridad personal de las «17 ó 18 personas que finalmente van a constituir la delegación», el Ejecutivo informa también al juez de que el «Tigris amanece con una densa niebla que no despeja hasta media mañana». De este extremo se deja constancia, además, con un reportaje fotográfico.

«Forma parte de nuestro deber de colaboración informarle de estas circunstancias y expresarle nuestra altísima preocupación para que, como autoridad responsable de la comisión judicial, tenga conocimiento de las mismas, con el ruego de que se las transmita a los demás miembros de la comisión judicial».

«Sin colaboración»

En el escrito, la directora general de Cooperación Jurídica Internacional (dependiente de Justicia), Aurora Mejía, recuerda que el juez no va a practicar una comisión rogatoria internacional, por lo que «las autoridades iraquíes no tienen ningún compromiso de colaboración (…), colaboración que resultaría necesaria para asegurar los aspectos de seguridad».

Fue el propio Pedraz, se recuerda, quien el pasado 29 de julio indicaba en un escrito que la diligencia no tenía carácter de comisión rogatoria, dado que las autoridades iraquíes no habían contestado a su petición. Se trataría, por tanto, de una «mera inspección ocular para lo cual basta con que la comisión judicial se traslade a Bagdag para “in situ” ver los lugares de los hechos»: el puente Jamuroahora, desde donde se produjeron los disparos; la habitación 1403 del hotel Palestina desde la que Couso grababa sus imágenes; y las sedes de las televisiones Al Yazira y Abu Dhabi, que fueron igualmente objetivo del fuego de las fuerzas estadounidenses.

Un mes y medio más tarde, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) autorizó el desplazamiento a Irak del magistrado.

Precisamente ayer, tres periodistas que estaban en Bagdad el 8 de abril de 2003 cuando se produjo el ataque contra el hotel Palestina ratificaron ante el juez Pedraz que los proyectiles se lanzaron «sin que existiera un tiroteo previo». Así lo han declarado Shakir Hamid Challab, Marwan Waleed Yousif y Rifaat Abdulelah Ibrahim, de Al Yazira TV. Este último se mostró «absolutamente convencido» de que el proyectil que impactó contra el hotel en el que se alojaba la prensa internacional partió de un tanque del Ejército de Estados Unidos, informa Ep.

La familia de Couso, indignada

La familia del cámara de televisión asesinado el 8 de abril de 2003 en Irak está indignada con lo que califican de «amedrentamiento» del Gobierno al juez Santiago Pedraz por su viaje a Bagdag para reconstruir la muerte de José Couso.

En declaraciones a ABC, Javier Couso mostró su malestar por la «altísima preocupación» manifestada por el Ejecutivo, que afirma no poder garantizar la seguridad de la comitiva por falta de medios materiales y personales.

Couso se mostró sorprendido por que sí se pueda proteger a las «expediciones de periodistas» que viajan con los ministros a zonas de conflicto y no a una comisión judicial que se traslada a otro país para investigar un crimen. «Es indignante», dijo.

Aseguró, además, que aunque los abogados que quieren desplazarse allí para estar presentes en esta diligencia no tienen todavía visado, tienen intención de viajar en cualquier caso.

Javier recuerda que España y Estados Unidos son aliados y que en teoría no debería haber ningún problema para investigar los hechos, protagonizados por militares de ese país.

ABC

Aquesta entrada ha esta publicada en ANTIMILITARISME, ESTAT ESPANYOL. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s