Sobre un artículo de Gara relativo a la decisión de ETA

Creemos, al menos unos cuantos, que la paz con justicia social es posible cuando se dan las condiciones idóneas para ello.
Rafael Pessini

A nadie en su sano juicio le puede gustar la violencia. Algunas veces ésta puede ser legítima o legitimada, otras es absolutamente gratuita. Pero en cualquier caso, siempre es triste y causa traumas imposibles de superar.

No todo lo que las fuentes oficiales nos han contado de Euskadi Ta Askatasuna es rigurosamente cierto. La organización armada ha intentado sin hipocresía abandonar su forma de lucha en no pocas ocasiones. A veces le han sido imputadas acciones que no ha cometido y hasta se nos oculta en la medida de lo posible la infiltración de miembros de Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado en las filas etarras, precisamente para obstaculizar cualquier avance positivo hacia la consecución de un final justo del conflicto vasco. Porque éste ha sido y es el meollo de la cuestión. El poder económico y el financiero, verdaderos líderes de los que dicen liderarnos de cara a la galería, no puede ver sin estremecerse un futuro para Euskadi libremente decidido por la mayoría de los que forman parte de él. Todo se reduce a una cuestión ideológica. Un islote independiente, que tienda al socialismo en el norte de una Península Ibérica y en un sur de Francia– en el seno de  la Unión Europea y de la Alianza Atlántica– abducidos por el pensamiento único globalizador, horripila a la élite gobernante más que secuestros, extorsiones y amenazas de “una banda de encapuchados”.

El año 2010 ha presenciado un fortalecimiento de la izquierda abertzale, anuncios de que el fin de la lucha armada estaba próximo y una interesante entrevista a Arnaldo Otegi por parte de uno de los rotativos económicos más conocidos en el plano internacional. No un periódico español, sino uno estadounidense. Esto debe de ser lo que más ha inquietado a Rubalcaba, a los jefazos peperos, a algún sector de la izquierda más descafeinada, etc. Estoy convencido de que lo más preocupante para ellos es la valoracion del conflicto más allá de nuestras fronteras y la solución dialogada del mismo a diversas bandas, no exclusivamente “nacionales”, domésticas.

Desde Madrid sólo se opta por mirar hacia otro lado, escupir demagogia, confundir a la ciudadanía y aplicar los métodos legislativos y policiales que poco o prácticamente nada han logrado con éxito hasta la fecha.

El reciente artículo de Gara que aborda el último comunicado de ETA viene a confirmar que el pueblo vasco desea la paz dignamente, con reconocimiento pleno de su derecho de autodeterminación, sin una cuestionable (por decirlo con delicadeza) Ley de Partidos y con una oferta que ni los Estados español y francés deberían obviar.

El problema de Euskal Herria no es culpa de los honrados ciudadanos normales y corrientes, que no queremos derramamiento de sangre ni vidas destrozadas. No somos indiferentes al sufrimiento que generan, en unos y en otros escenarios, la tensión y el malestar permanentes. Creemos, al menos unos cuantos, que la paz con justicia social es posible cuando se dan las condiciones idóneas para ello.

Son los de arriba quienes privan de voz a los vascos, pero también al resto de los pueblos, que no tenemos voz y voto, que no compartimos los sucios intereses de una casta que nos excluye y que sabe manejar nuestros sentimientos. A costa de un modelo político que no ha roto democráticamente con el régimen español anterior al no haber pasado de la reforma.

Si hay futuro para Euskadi, y querido por Euskadi,  sé que se debatirá en el espacio correspondiente acerca de la oportunidad de quedarse o no en el mero reformismo. Pero el primer paso no puede ser otro que decidir el propio destino, al margen de presiones y difamaciones varias desde determinadas (y altas) instancias.

Por todo lo razonado, transcribo la oración que cierra lo que motivó mi análisis: “Quien se opone a ese cambio lo hace por sus intereses, en defensa de unos privilegios y no por el fin común”.

Espero que este mensaje no sea descontextualizado y nos ayude a comprender que pensando por nosotros mismos, sencillos hombres y mujeres sin turbias ambiciones inconfesables, es más difícil que aborten un proceso que parece, afortunadamente, irreversible.

(Léase este enlace: http://www.gara.net/paperezkoa/20110111/242374/es/ETA-acepta-peticiones-Bruselas-Gernika-momento-Madrid-otro)

http://laimprentadefar.blogspot.com/
Aquesta entrada ha esta publicada en COSES DE LA DRETA, ESTAT ESPANYOL, EUSKAL HERRIA. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s