El secreto del patrimonio del Rey sigue a buen recaudo. Forbes le atribuye una fortuna de 1.900 millones

Nadie conoce con exactitud su renta, ni cuál es su patrimonio ni sus propiedades. Según la revista Forbes, sin embargo, su patrimonio alcanzaría los 1.900 millones de euros.
Kaos. Tercera República

La opacidad de la renta y del patrimonio personal del rey Juan Carlos ha sido ampliamente criticada por numerosos partidos políticos, que alegan que en las restantes monarquías europeas no sucede lo mismo.

De este modo, se sabe, por ejemplo, que la reina Isabel II de Inglaterra posee un patrimonio en torno a los 2.000 millones de euros.

El suplemento Magazine, de El Mundo, dedica un artículo este fin de semana a este tema y destaca que, pese a que Don Juan Carlos declara sus bienes a Hacienda, como cualquier otro ciudadano, “nadie conoce con exactitud su renta, ni cuál es su patrimonio ni sus propiedades“.

Ningún medio económico especializado se ha aventurado a publicar un estudio serio al respecto. Sencillamente, parece que es misión imposible.

Formalmente, el único empleo del Rey es el de Jefe de Estado. La Casa Real recibe una asignación pública para su mantenimiento -cosa que sucede desde 1978- que en 2010 ha sido de casi 8.900.000 euros y se dice que cada español aporta 18 céntimos al año a este fin.

Aunque desde 2007 un interventor controla las cuentas reales, el Rey puede disponer del dinero como le plazca y no se desglosan las partidas de gasto.

Cifras oficiales aparte, asegura el artículo que “algunos economistas” sitúan el gasto real de Casa Real en unos 25 millones de euros al año. Gastos como los del centenar de personas que mantienen los palacios y posesiones usadas por el Rey, de titularidad de Patrimonio Nacional; los viajes al extranjero y el “numeroso” parque móvil de Casa Real (incluso el carburante que necesitan los vehículos), son sufragados por distintos ministerios.

Al aumento de esa desconocida fortuna personal del Rey contribuyen los regalos recibidos por el monarca, cuyo buque insignia sería el yate Fortuna, donado por empresarios mallorquines con un costo de 16 millones de euros. Éste finalmente fue cedido a Patrimonio Nacional, que es quien se encarga de su caro mantenimiento.

Algunos partidos políticos han sugerido que la labor de intermediación que el Rey hubiera podido realizar en favor de intereses de algunas multinacionales y empresarios podrían haberle reportado importantes ingresos, cosa que tampoco se puede constatar.

Aquesta entrada ha esta publicada en COSES DE LA DRETA, ESTAT ESPANYOL. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s