El toro no sangra, destila cultura

Correo Tortuga – Julio Ortega Fraile – Lunes.18 de octubre de 2010 – 14 visitas

Señor Pérez Rubalcaba, en esta ocasión el Equipo de Gobierno al que Usted pertenece se ha cubierto. Permítame indicarle de qué sustancia lo han hecho, porque a tenor de la poca lucidez que han demostrado temo que yerren: se han cubierto de sangre. Su promesa de traspasar las corridas de toros al Ministerio de Cultura es un ejemplo de cómo cuando la gestión es pésima siempre es posible empeorarla algo más. Darían pena, pero a la vista de lo sucedido lo que suscitan es un rechazo que no sé si no aprecian por necios o desprecian por infames.

Imagino que su Partido, el mismo que comenzó prometiendo una Ley de Protección Animal acorde con los tiempos y que ahora califica la tortura de cultura, ya habrá echado cuentas de los votos que esta decisión le va a costar. Tranquilos, que los que pierdan por ese lado tampoco irán a parar al PP, porque aunque vez más le han hecho el juego a la oposición y son Ustedes la mejor cuadrilla que los diestros de Génova podrían anhelar, votar PSOE o PP es votar dolor.

Es una lástima, eso sí, que no escuchen un poquito más a las Juventudes Socialistas, porque ellas no suelen participar de su afán por proteger la agonía provocada y pública de un animal. Supongo que es cuestión de sensibilidades y las suyas, con tanto poder en vena, ya están un poquito ajadas. Es lo que tiene envejecer mal, que uno se aferra al pasado aunque éste sea a veces un cúmulo de despropósitos. O de salvajadas. Incluso de ambas en este caso.

Y los toreros encantados, cómo no. Ellos declaran que por fin “se les considera como lo que son: unos artistas”. ¿Me puedo reír? Ahora va a ser que estos sujetos que cobran por martirizar a un toro hasta la muerte albergan ínfulas de virtuosos de la cultura. Y lo de que con el cambio ministerial tendrán rebajas fiscales y recibirán mayores partidas económicas no cuenta, ¿verdad? Lo suyo es pura poesía, ¿qué les importará el dinero a unos individuos que se llevan cientos de miles de euros por convertir en cadáveres lacerados a seis toros en una tarde?

Todo un deleite que ahora la lidia y la educación se gestionen en un mismo Ministerio. No sólo en los programas lectivos no incluyen una mísera referencia al respeto a los animales, sino que encima alimentan la identificación de la violencia hacia estos seres con erudición y arte. Nada Señores, sigan así, empeñándose en lo imposible. Las corridas de toros agradan a muy poca gente, cada vez a menos. Lo están viendo y se niegan a admitirlo. Dejen ya de regalar sangre subvencionada que hay ciertas embriagueces muy peligrosas y pisen un poquito más la calle, así tal vez se den cuenta de cómo la mayoría de los ciudadanos, no quieren ser ni testigos ni mecenas de una cruel y vergonzosa tortura de animales que nada tiene de lúdica ni didáctica.

Julio Ortega Fraile

www.findelmaltratoanimal.blogspot.com

Aquesta entrada ha esta publicada en REFLEXIONES. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s