Isidre Cunill: «Letizia Ortiz es el caballo de Troya de los Borbones»

Kaosenlared –
Domingo.19 de septiembre de 2010 –
132 visitas

– 1 comentario(s)

"Para muchos, la monarquía más
importante de Europa, está en manos de la clase plebeya gracias a una
boda «por amor». Un caballo de Troya ha entrado en la Zarzuela por la
puerta grande"…

Kaos. Tercera República | Para Kaos en la Red

El libro "Letizia Ortiz. Una republicana
en la corte del Rey Juan Carlos" (Editorial Chronica), del que se
llevan ya tres ediciones, está escrito por el periodista catalán Isidre
Cunill. La obra no sólo ha dejado al descubierto el pasado de la
Princesa de Asturias, sino que ha abierto un boquete en la línea de
flotación de la Monarquía Española.

Nunca antes se ha había discutido con
tanto aperturismo sobre la Casa Real, el papel controvertido del Rey, la
falta de preparación del Príncipe y el futuro de la Monarquía Española.
Sin embargo, despúes del ruido mediático que se formó tras el anuncio
de su publicación, todas las televisiones y la prensa nacional han
censurado el libro. Las principales distribuidoras españolas han sacado
el libro de sus listas de distribución, y al autor se le está impidiendo
en gran medida defenderse de las críticas que ha recibido desde
diversos medios de comunicación cercanos a los intereses de la Casa Real
española. Nuevamente se está tratando de silenciar a quien ha osado
hablar sin cortapisas de la familia real y todo lo que dicha arcaica y
obsoleta institución representa.

Su autor ha sido entrevistado ahora por
Carlos Bruille, en una entrevista remitida en exclusiva para
Kaosenlared, quien, entre otras cosas, se defiende de los ataques y
afirma «no he pretendido escribir un libro que viva del escándalo, sino
que son las verdades que aporta y el tratamiento que hace del futuro de
una familia obsoleta lo que ha encendido la polémica ».


Entrevista:

¿Se le acusa de que ha escrito falsedades sobre Letizia Ortiz?

Todo lo que he escrito está contrastado
y para ello he citado a todas las fuentes. Pero este no es un libro
sólo sobre Letizia Ortiz, es un libro sobre el futuro de la Monarquía
Española, y eso es lo que duele. El problema de este país es que la
prensa está sometida al poder y el poder que lo ejerce todo impide que
se hable con libertad de temas que incitan a la polémica. A mí lo que
verdaderamente me duele es haber escrito un libro que un grupo de
periodistas, que viven a la sombra del poder, no han sabido leer. Como
este libro dice verdades están tratando de silenciar, tergiversar y
cambiar el contenido del libro. Letizia Ortiz tiene un pasado y como
dijo Juan de Borbón, padre del Rey, el pasado se torna presente. Y es el
Príncipe, el responsable todo este embrollo por el pulso al que sometió
a sus padres.

¿Le han vetado en algún medio?

Sí, pero sin haber leído el libro. Este
es un ensayo valiente. La prueba de que si hubiera algo falso en el
libro es que hoy no estaría hablando con ustedes. El silencio viene por
aquel dicho de que cuando «el río suena, agua lleva». Muchos medios han
recibido presiones directas para que silencien el libro.

En el libro hay
afirmaciones muy polémicas como, por ejemplo, que Letizia Ortiz tuvo un
aborto en México, que fue detenida por posesión de hachís, que tiene un
pasado de militancia izquierdista o que rompió un matrimonio en aquel
país americano. Usted sostiene que algunas de estas afirmaciones
provienen de un informe del CNI. ¿Puede usted afirmar que el documento
es verdadero?

En el fondo del Informe estoy totalmente
de acuerdo. Es cierto. La forma en que llegó a nuestras manos plantea
dudas porque mi investigación me ha hecho llegar a la conclusión de que
el informe que me llegó a mí está capado. Y aquí surge una de las
preguntas que planteo en el ensayo: A quién interesa desacreditar a la
Princesa de Asturias ¿Desde el interior de Zarzuela? El fondo de ese
informe es verdad pero no lo hemos reproducido porque sería revelación
de secretos de Estado y esto está penado en este país. Pero cualquier
padre quiere saber quién se va a casar con su hijo, máxime si este es el
heredero al trono.

¿Ha silenciado algo en el libro?

Todo aquello indemostrable. Dispongo de
mucha información que de haberla publicado habría supuesto una bomba de
relojería pero que por prudencia informativa y por responsabilidad, por
no haberla podido contrastar y verificar del todo, he decidido no
introducir. Ahora me llega mucha información de personas anónimas que
corroboran lo que he investigado.

¿Reinará Felipe VI?

Desde que el 8 de Mayo de 2010, Don Juan
Carlos I fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Clínico de
Barcelona para extirparle «un tumor benigno» del lóbulo pulmonar derecho
—dicho sin rodeos, de un cáncer de pulmón—, los rumores que siempre
circulan alrededor de la Casa Real y a sus miembros, se dispararon. En
esta ocasión no fue por devaneos amorosos, divorcios, bodas, bautizos y
comuniones reales, ni tampoco sobre modelitos de tal o cual diseñador
—aunque la prensa del corazón siga dale que te pego con ello—, pero
gracias a Dios hay otra algo más seria que se hace eco de la auténtica
preocupación de los «otros» ciudadanos de este país. Esa inquietud viene
ahora de sectores que ven más allá de lo simplemente mundano. La duda
nace por aquello que muchos llevan tiempo preguntándose y que incluso ha
dado lugar a artículos y titulares de libros de ensayo sobre la
monarquía: ¿llegará a reinar Felipe VI? Por supuesto la respuesta es
obvia al noventa y nueve coma nueve por ciento —el 0,1 % restante lo
dejamos en las manos del destino—: Sí, pero ¿de qué manera, en qué
condiciones y bajo la influencia de quien? La delicada salud del
Monarca, la cual por mucho que se quiera ocultar, no es tan buena como
parece, es realmente —nunca mejor dicho— preocupante para el futuro de
España.

Pero la pregunta del
millón es: ¿si la salud del Rey es tan preocupante como se especula y a
punto de cumplir los 73 años, por qué no deja paso a su heredero Felipe
de Borbón? Hay dos respuestas posibles a esta cuestión: la primera es
que aquel nódulo era ciertamente tan benigno como se dijo en su momento y
Don Juan Carlos I goza de la fortaleza que siempre ha demostrado; y la
segunda es que no se fía de lo que vendrá tras él. Su padre abdicó en su
hijo, —aunque las circunstancias eran muy diferentes—, cuando este
tenía treinta y nueve años, y ya era Rey por obra y gracia de Francisco
Franco, y Don Juan 63, diez menos que su Príncipe de Asturias. Sin ir
más lejos, el abuelo de Juan Carlos de Borbón, Alfonso XIII, asumió el
poder con solo 16 años y renunció en favor del Conde de Barcelona,
cuando contaba 55 años y, el teórico Juan III, veintiocho. Remontándonos
al bisabuelo Alfonso XII, éste abandonó la corona con sólo 27 años, eso
sí, aquí tuvo la culpa la tuberculosis y no la República. Y de esta
manera podríamos hacer moviola hasta llegar a Felipe V, el primero de
esta dinastía Borbónica y que casualmente lleva el número ordinal
anterior al que le tocará a Don Felipe de Borbón y Grecia cuando asuma
el trono. Felipe V es el monarca Borbón que ostenta el record de los
borbones de permanencia en el trono, 45 años y tres días, eso sí con un
pequeño paréntesis en el que abdicó voluntariamente a favor de su hijo
Luis I, que sólo permaneció en el trono siete meses, en este caso la
viruela lo trasladó al panteón de los Reyes. Luis se había casado con la
francesa Luisa Isabel de Orleans, una Reina no bien vista en la corte
por su conducta extravagante. A la muerte de Luis I, Felipe V reasumió
el cargo, y envió a Luisa Isabel de regreso a Francia a cajas
destempladas. Cuantas similitudes da la vida. ¿Querrá Don Juan Carlos
batir el record de permanencia? ¿O tal vez la actuación de aquel primer
Borbón le ha dado en que pensar? Quién sabe. Lo auténticamente cierto es
que hoy por hoy, en el año 2010, el heredero Don Felipe va para los 43,
sano como una roca y con descendencia regia en su haber, aunque de
momento sea femenina, en cambio, su padre, el Rey Juan Carlos I está a
punto de cumplir los 73 y saliendo de una más que delicada operación
quirúrgica. A partir de ahí lo que sucede solo está al alcance de unos
pocos, al resto de mortales solo nos queda esperar o contratar una
pitonisa con bola de cristal incluida.

Hace unos años, durante
un viaje al extranjero, el Príncipe Felipe conversó en el avión con los
periodistas que le acompañaban. Fue una conversación informal que
sorprendió por la naturalidad con la que se manifestaba el heredero a la
Corona. Sus declaraciones no fueron publicadas jamás pero el Príncipe
dijo, para asombro de unos y otros, que no daban crédito a lo que
escuchaban «que le resultaba muy difícil racionalizar en pleno siglo xxi
la justificación del sentido de la monarquía». Lo decía alguien que
estaba recibiendo la formación adecuada para convertirse en el monarca
de un país que va hacia la desmembración a pasos acelerados. Cuando el
príncipe se retiro, fueron muchos los que a susurros criticaron la
declaración del príncipe recordando el «sentido del deber» del que hace
gala Don Juan Carlos, consciente de que España es ante todo más
juancarlista que monárquico y que considera que la Corona, para pervivir
y afianzarse, debe legitimarse día a día a través del buen
comportamiento de todos los miembros ―directos y acólitos― que integran
la dinastía.
Para muchos, la monarquía más importante de Europa, está en manos de la
clase plebeya gracias a una boda «por amor». Un caballo de Troya ha
entrado en la Zarzuela por la puerta grande.

Aquesta entrada ha esta publicada en REFLEXIONES. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Isidre Cunill: «Letizia Ortiz es el caballo de Troya de los Borbones»

  1. Simone ha dit:

    Solo esta frase que está mas vista que el TBO, "reyes ni en la baraja". Un abrazo Alakant.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s