El descontrol como estado

Un hombre que pertenece al mismo partido que
utilizó las cloacas del Estado para secuestrar y asesinar en nombre del
GAL nos ilustra nada menos que sobre pacifismo y deslegitimación de la
violencia.

Mikel Arizaleta
|
Euskal Herria |
14-7-2010 a las 9:49 | 642 lecturas | 22 comentarios


El miércoles la bestialidad de la ertzaintza escaló un nuevo
peldaño en el barrio de san Ignacio. No está muy claro, hay quienes
sostienen que la causa fue que algunos clientes de un bar, celebrando
con cohetes y bengalas el triunfo de España sobre Alemania, -según
dicen- dañaron algún inmueble, otros hablan de cierta discusión
futbolera un tanto acalorada, lo cierto es que llegó la ertzaintza. Los
posibles causantes se habrían quitado el muerto apuntando con el dedo
hacia una sociedad cercana y la ertzaintza entró como caballo desbocado
en la sociedad con sabor abertzale y la lió parda: heridos,
contusionados, roturas de muebles y vasos. Varios ingresos en hospital,
cortes profundos en la cabeza con porrada de grapas y puntos…, escenas
de sonrojo, de venganza, de inhumanidad…, vaya, una escabechina sin
comerlo ni beberlo. Por cierto, la ertzaintza sabía demasiado bien que
los abertzales no celebran el triunfo de la roja, pero, ya que pasaban
por ahí, por lo visto aprovecharon para hacer una de sus visitas con
sabor a crimen y castigo. ¡Una razzia policial de las suyas en toda
regla!

Preguntar a estas alturas por qué son tan bestias, tan
animales en su actuación, tan ilógicos y chulescos, tan agresivos sin
razón, tan antiabertzales, tan antifeministas, tan antiecologistas y tan
antipopulares…, y en cambio tan sumisos   al poder…es pedir peras al
olmo.   Un vistazo a la historia nos retrata su función: son los
criminales legales del poder, los mamporreros del gobierno. “Lo único
verdaderamente insoportable para la burguesía es no poder controlar la
respuesta fáctica de los “vencidos”[1]. O, dicho de otro modo, no poseer el monopolio
de la violencia. Tampoco la ertzaintza es un club cultural, ni
humanista, ni de pensadores, ni abertzale. Son más bien técnicos de la
porra, del aporreo y el pelotazo. Y también técnicos de la tortura y la
mentira, como atestiguan los numerosos casos de torturados, que
acumulan, y los abundantes expedientes falseados y tergiversados
protocolizados. Eso sí, hay que reconocer que en poco tiempo han
recorrido un gran trecho de degeneración y decadencia. También tras sus
actuaciones se oye aquel rumor lorquiano:

“Un vuelo de
gritos largos

se levantó en las veletas…

Por
las calles empinadas

suben las capas siniestras,

dejando atrás fugaces
remolinos de tijeras”.

Es
verdad que a veces se diría que están drogados y que resulta difícil
catalogar su actuación como humana, proporcionada, sensata…, pero el
tema es más grave. No son pocos los que ya no creen sus versiones
noveladas y manipuladas de los hechos. Su fuerza es la porra y el
pelotazo desde el embozo. La ertzaintza: una policía con grave tendencia
al descontrol, con ribetes de inhumanidad y síntomas espesos de
venganza.

Su actuación en la tarde-noche del día 7 de julio en
el barrio de San Ignacio de Bilbao, en la sociedad Kabia, fue sobre todo
muestra de degeneración y descontrol. Hace tiempo que perdieron el
respeto.

Y es que, como dice el jurista Javier Ramos Sánchez,
no debemos perder de vista: “Cuando el actual lehendakari, ilegítimo  ab
origine
  pues es bien sabido que ocupa el cargo en base a una
amputación previa del cuerpo electoral, nos declama sobre la
«deslegitimación de la violencia», la náusea asoma al estómago y la
sangre a la tez, de pura vergüenza ajena. Un hombre que pertenece al
mismo partido que utilizó las cloacas del Estado para secuestrar y
asesinar en nombre del GAL nos ilustra nada menos que sobre pacifismo y
deslegitimación de la violencia. Ver para creer”[2].

[1] Lorenzo Espinosa, Gara 1.7.2010

[2] Javier Ramos Sánchez, “La legítima violencia”,
Kaosenlared

Aquesta entrada ha esta publicada en REFLEXIONES. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s