Juez Velasco: Más cerca de Mortadelo que de Poirot

Ha bastado la presunción del propio juez, más
algún dato obtenido en el ordenador, (previamente manipulado por el
genocida ejército de Colombia)….
Carlos Tena |
Para Kaos en la Red |
2-3-2010 a las 20:05 | 408 lecturas | 11 comentarios



El aberrante e irresponsable auto del juez Eloy Medasco, digo Velasco,
en el que trata de establecer una hipótesis tan delirante como
mentecata, cual es fantasear acerca de las relaciones entre Venezuela y
las organizaciones armadas, ETA y FARC, lanzado a los cuatro vientos en
Falsimedia, forma parte sin duda de una nueva estrategia contra las
revoluciones bolivarianas. No lograrán la destrucción de esas ilusiones
que comandan Correa, Chávez, Morales, Ortega, Castro, que, por fortuna,
aún se mantienen activos en Latinoamérica. Como bien indica hoy Carlos Martínez (http://www.kaosenlared.net/noticia/eloy-velasco-acusa-sin-ninguna-prueba-gobierno-venezolano-apoyar-farc- ), la propaganda mediática en la falsa suposición, ha ido por delante de la deontología del juris-imprudente.  

Ha
bastado la presunción del propio juez, más algún dato obtenido en el
ordenador, (previamente manipulado por el genocida ejército de
Colombia), del guerrillero Raúl Reyes, y algunas otras informaciones
procedentes del propio despacho presidencial del delincuente Uribe,
para que el titular del Juzgado Central de Instrucción Nº 6 del
Tribunal de Orden Público español, es decir, de la Audiencia Nacional,
se haya sacado de la toga y el birrete un auto que resulta ignominioso
para el buen nombre del poder judicial.  

Claro
que no es la primera vez que esto sucede, en un país en el que el
citado sostén de un estado de derecho goza de todo, menos de
independencia, habida cuenta de la ideología filofranquista de muchos
de sus componentes, no sólo en esa Audiencia, (a la que el bravo e
inteligente Hugo Chávez compara que la colonial
Audiencia y Cancillería Real de Caracas, que fue  máximo tribunal de la
Corona española en el territorio de Venezuela, experto en cometer todo
tipo de delitos, amparada por las leyes que los diferentes monarcas
españoles dictaban a su antojo), sino en el mismo Tribunal Supremo y el
Constitucional. 

Sin embargo esa investigación del juez Velasco, mucho más cercana a las operaciones deductivas del agente Mortadelo que del detective Hércules Poirot,
jamás se ha utilizado para establecer vínculos, más que ideológicos,
entre el Vaticano y las numerosas iglesias en las que sus agentes
espirituales violentaban a miles de niños, ya fueran irlandeses,
norteamericanos, alemanes o suizos; y que yo sepa, tampoco parece
dispuesto a investigar, a pesar de los numerosos casos existentes para
hallar el nexo entre los curas que siguen abusando de la infancia en
España, y la Comisión Episcopal, a la que sin embargo se protege,
financia y apoya con millones de euros al año. 

Tan
lamentables hechos, cometidos durante décadas, fueron sistemáticamente
ocultados a la ciudadanía, no sólo por superiores de los pedófilos,
pertenecientes a las iglesias de países como Alemania, Irlanda, Estados
Unidos, México, Guatemala, Francia, Polonia, Brasil, Colombia, Perú,
Gran Bretaña, y otros, sino por los gobiernos de esas mismas naciones,
en un alarde de hipocresía y connivencia con quien comete el delito.
Siguiendo el particular sistema deductivo del tal Velasco, nos
encontraríamos en una situación dantesca, cual es que los presidentes
de las naciones referidas, los nuncios del Vaticano y el Papa, serían
sospechosos de complicidad en todos los delitos reseñados.  

Eloy
es torpe, pero no tonto. Sabe que no es prudente meter su larga nariz
en los miles de casos que, en tiempos de Franco y ahora (que viene a
ser casi lo mismo), se sigue aplicando la política de paños calientes
con los abusos cometidos en nombre del Señor. Aquí en la madre patria,
en la España de tortura y pandereta, parece que el “vale todo
ha entrado en las páginas de los códigos. Se ha silenciado durante
lustros por parte de los gobiernos, de la prensa y demás instrumentos
políticos al servicio del empresariado, cómo muchos sacerdotes,
frailes, hermanos, arzobispos, sacristanes y demás ralea, violaron,
abusaron y maltrataron a miles de niños con absoluta impunidad; lo malo
es que sigue ocurriendo, aunque este asunto se trata con pusilanimidad
y tibieza, no sea que en las operaciones policiales al respecto
(escasas) que se producen en el país, caiga algún elemento relacionado,
laboral o casualmente, con un palacio (Dios no lo permitiría) o los
partidos políticos mayoritarios, aunque a buen seguro sería incapaz, si
se diera el caso, de cometer una tropelía como relacionar la pedofilia
con la Comisión Episcopal, la familia real, el PP o el PSOE, con la
misma gracia con la que se ha sacado de la toga un auto vergonzante,
desde todos los puntos de vista, intentado demostrar una conexión entre
ETA-FARC-Venezuela. Y Leire Pajín le defendería, con tanta torpeza como descaro cuando intenta desmentir al valiente actor Willy Toledo, cuyas declaraciones sobre la manipulación mediática de la muerte del delincuente común cubano Zapata, son impecables. 

De
seguir así  sus pasos, el juez Velasco, al que todos los días se le cae
la caspa del torpe anticomunismo, bien podría montar otro numerito, por
ejemplo relacionando a la FIFA con el contrabando de cocaína, dado que
en febrero de 2009 fueron detenidos dos agentes del citado organismo
deportivo, y tres destacados jugadores, a quienes de decomisaron 600
kilos de esa sustancia, hecho que el mentado juez conoce perfectamente,
habida cuenta de su perspicacia, inteligencia, y contactos
profesionales con sus colegas de Iberoamérica, colombianos incluidos;
algunos de los cuales, por desgracia, hoy obran como mercenarios a
sueldo de un terrorista y narcotraficante, como es el presidente Álvaro Uribe,
empeñado en difamar a sus vecinos, atacando con aparato verbal y
militar a la verdadera democracia en el área, es decir, a los sistemas
políticos que rigen en Venezuela, Ecuador, Cuba, Nicaragua, Bolivia,
etc. ¿O acaso el bombardeo sobre territorio ecuatoriano, por parte del
ejército colombiano, en el que murieron civiles inocentes, fue a juicio
del tal Velasco legal, como cuando envió a la Ertzaintza
a la villa oscense de Jaca, en clara violación de las competencias de
la Policía Nacional, uno de cuyos sindicatos mayoritarios le ha
denunciado, alegando que su orden vulnera flagrantemente lo
dispuesto en la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la Ley de
Policía del País Vasco, que establecen el ámbito territorial donde
pueden actuar los distintos cuerpos policiales? No estaría de más, que
el juez Velasco leyera algún tratado sobre ética profesional, pero
sospecho que es una asignatura por la que profesa una tirria más que
personal.  

Ante
tan lamentable panorama, cuando el paro azota Febrero con más de 80.000
nuevos miembros de pleno derecho, o sea, ninguno; cuando el presidente Zapatero, emulando a Filemón, afirma delante de su homóloga Merkel que estamos en el buen camino;
cuando se lanza una impresentable campaña a la que prestan su rostro
determinados personajes públicos, a quienes la decencia importa tanto
como los tsunamis en Marte; cuando el ejército chileno ocupa un área
destrozada, donde la población carece de agua potable, para defender
los centros comerciales y golpear a las víctimas del seísmo; cuando las
enormes mentiras de la democracia, la bondad de la Iglesia,  la
veracidad y rigor de la prensa habitual, se elevan como amenazantes
espadas sobre las cabezas de la sociedad; cuando el grito de “Empresarios unidos jamás serán vencidos” es celebrado por los gobiernos del primer mundo; cuando el partido en el gobierno sólo sabe defenderse con el grito “O nosotros o Rajoy
(a mí me da lo mismo), entonces me siento y lanzo mi particular ataque,
frontal, sin aviones ni bombas, sin minas y tanques, contra dos
enemigos acérrimos de la democracia: El Vaticano y todos los gobiernos
que se apoyan en el fetichismo, la falsedad, el miedo, la hipocresía y
la miseria moral.  

Ahí  va mi humilde
obsequio para con las víctimas y las familias, de tanta opresión y
manipulación mediática. Una canción, una letra, para el grupo que se la
quiera apropiar legalmente, sin cánones, sin cañones, sin impuestos,
porque renuncio a los posibles derechos de autoría. Como miembro de la
SGAE desde 1968, al que nunca se le ha abonado siquiera una sola peseta
en concepto de guiones, actuaciones, producciones, etc., tanto para
radio como para televisión, os dejo entonces ese proyecto, una letra
especialmente dedicada a los curas, obispos y cardenales violadores,
muchos de ellos connotados franquistas y/o monárquicos. Y a quienes se
sostienen gracias al inmenso báculo del papado. 

Esta letra titulada "Cura violador, cura franquista" es un humilde regalo a la Asociación Víctimas del Terrorismo Eclesiástico (AVTE), en la esperanza de que colegas de grupos tan admirados como Eina, Reincidentes, Ska-P, Parabellum, Mojinos Escozíos, Barricada o Extremoduro, pudieran grabarla, aunque no renuncio a la ardua tarea de adaptar una versión en italiano, para conjuntos como Banda Basotti, sin descartar otras en alemán, en francés y en inglés. 
 

CURA VIOLADOR, CURA FRANQUISTA 

Alucino en colores con tu caradura

masturbándote escondido en tu sotana.

No pongas cara de sorpresa

Cuando te mee encima de la cara

Que la lluvia dorada pa’ ti no es cosa rara.

Cura franquista, cura repulsivo,

que incluso en los cuarteles tienes amigos.

Tus sermones de mierda, tu facha de chivo,

me dan asco, me hacen vomitar.

A golpe del moñiga te voy a masacrar. 

Cura violador, cura fascista,

voy a cepillarte las dos cuerdas vocales.

me la suda si eres salesiano o eres marista.

Tienes ladillas hasta en la cuenta del Banco

y todas tienen la cara de Franco. 

Tu cáliz dorado, tu verbo envenenado.

tu casa y tu bandera huelen a PP,

donde te ocultas, donde te has refugiado

no me digas nada, ya sabes el por qué:

para hacerles una paja y seguir el paripé. 

Con tu pedofilia, vete al Vaticano.

Agarra a tu Papito, métele mano,

Sostén bien el hisopo y apunta al orificio,

que tú eres un canalla que sabes del oficio,

te llamen fray, padre, monseñor o hermano. 

Basta ya de sermones , de bendiciones.

que te mola mucho ese confesionario.

donde sueles masturbarte a diario.

Deja de tocar a los niños los cojones

Cura violador, cura franquista, 

Cura fascista, cura violador,

Cura delincuente, muerto estás mejor.

Aquesta entrada ha esta publicada en REFLEXIONES. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s