Euskal Herria: En Leitza no hubo ningún atentado según testigos y el mismo Rubalcaba ministro del interior español

Según testigos de los hechos de Leitza: «El
guardia civil estaba ido, como si fuera Rambo. Gritaba y se veían
fogonazos de disparos. Desde el cuartel le decían `¡baja, quillo,
tranquilo!’»| 
www.kaosenlared.net/noticia/euskal-herria-leitza-no-hubo-ningun-atentado-segun-testigos-mismo-ruba



Rubalcaba confirma que no fue un atentado y dice que "no sabe" si fue un montaje

El
ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha señalado que
"está absolutamente descartado" que el tiroteo registrado ayer en el
cuartel de Leitza fuera un atentado, aunque no ha querido confirmar si
todo fue un montaje de un guardia civil.

GARA

LEITZA-. "Lo
que es casi seguro en este momento, por no decir seguro del todo, es
que no se trata desde luego de un ataque terrorista", ha afirmado
Alfredo Pérez Rubalcaba a la entrada de una reunión de ministros de
Interior de la Unión Europea. Más tarde ha señalado que "descarta
completamente" esa hipótesis.

Al
ser preguntado si fue un montaje del propio guardia civil que resultó
herido, el ministro español de Interior ha respondido que "todavía no
lo sabemos" y ha añadido que "estoy esperando que la investigación de
la Guardia Civil concluya y en el momento en que concluya daremos los
resultados".

Ha
explicado también que esperan a que los médicos den la autorización
para hablar con el agente herido a fin de "precisar algunos extremos de
su declaración". Rubalcaba no ha querido responder a la pregunta de si
el guardia civil se encuentra bajo tratamiento siquiátrico.

Confusión a primera hora

La confusión reinó ayer en las primeras horas de la mañana en torno a lo sucedido durante madrugada en las inmediaciones del cuartel de la Guardia Civil de Leitza.
Si bien en un primer momento las agencias de información y
representantes políticos daban por hecho que se trataba de una acción
de ETA, posteriormente las evidencias hicieron que se desinflase esta
hipótesis. Aunque la investigación sigue abierta, todo apunta a que fue
el mismo agente, Salvador Menéndez, de 34 años de edad, el que se causó
las heridas para simular que había sido tiroteado por la organización
armada.


Testigos de Leitza niegan que se sospechara de un atentado

«El
guardia civil estaba ido, como si fuera Rambo. Gritaba y se veían
fogonazos de disparos. Desde el cuartel le decían `¡baja, quillo,
tranquilo!’». Testigos de los hechos de Leitza no entienden cómo se
pudo hablar de atentado.

Ramón SOLA | IRUÑEA

Desde
Bruselas, pasado el mediodía de ayer, el ministro de Interior español,
Alfredo Pérez Rubalcaba, anunciaba que «se des- carta completamente» la
hipótesis de un atentado de ETA en Leitza. Eran sus segundas
declaraciones en el día de ayer: en las realizadas a primera hora de la
mañana, esta opción todavía no se zanjaba del todo. Sin embargo, en la
localidad las cosas están muy claras desde el primer momento, y es que
hay varios vecinos de las casas cercanas al cuartel que fueron testigos
directos de los hechos. Los testimonios recogidos por GARA apuntan a
que sufrió algún tipo de delirio o brote sicótico.

Uno
de ellos narraba que «me asomé a la ventana cuando escuché disparos.
Eran más o menos las 3.30. Ví que había un guardia civil un poco más
arriba del cuartel. Hacía mucho ruido con los pies, pateando con
fuerza, gritaba sin parar y de vez en cuando se oían tiros y se veían
los fogonazos. Pero estaba él solo, era como si fuera Rambo».

El
incidente fue visto por varias personas. De hecho, no se trató de un
momento puntual, sino que «duró unos 45 minutos», afirma otro testigo.
Cree que quizás al principio se pudo pensar en algún intento de ataque,
pero no después. «Los compañeros del cuartel le decían que estuviera
tranquilo: `Baja, quillo, baja’. Pero nadie subía a ayudarle», añaden,
de lo que concluyen que los uniformados sabían perfectamente que todo
era producto de su imaginación.

Los
vecinos con los que ha podido hablar GARA añaden que el agente se calmó
después, y fue entonces cuando acudieron a auxiliarle. «Llegó una
ambulancia sin luces y se lo llevó. Después un guardia civil pasó casa
por casa y nos dijo que seguramente vendrían periodistas y que no les
dijésemos nada».

Tras
la confusión inicial (un bloque entero fue desalojado) y pasado el
susto, los vecinos coinciden en que se fueron a dormir teniendo claro
que todo había sido producto de algún tipo de alucinación del agente.
Sin embargo, unas cuantas horas después -pasadas las 7.00-  comenzaba a
circular la versión de un intento de atentado de ETA, que se mantuvo
vigente hasta el mediodía y que todavía ayer no era descartada del todo
en muchos medios.

Nafarroa Bai pidió ayer al ministro del Interior que explique en qué momento exacto supieron que no había sido así.

Encontronazos frecuentes

La
tirantez en las relaciones entre la Guardia Civil y el vecindario de
Leitza ha sido notoria en los últimos años. La oposición al cuartel
instalado desde 2003 en la casa Maxurrenea, uno de los mejores
edificios del pueblo, movilizó a Leitza a principios de la década. Y
posteriormente se han sucedido los altercados y las muestras de
protesta. De hecho, el pasado año ya se celebró una manifestación con
el lema «Aski da, jazarpen polizialik ez! Utzi bakean Leitza» que
denunció la proliferación de controles, interrogatorios o batidas por
la zona con el helicóptero.

Entre
medio, en setiembre de 2002 un atentado de ETA en Leitza acabó con la
vida del guardia civil Juan Carlos Beiro. Le estalló una bomba cuando
trataba de retirar una pancarta.

El
conflicto de Maxurrenea se desató en 2001, cuando el Gobierno de
Nafarroa impuso la cesión de la casa a la Guardia Civil contra el
criterio del Ayuntamiento y de la mayoría de los vecinos (se hicieron
recogidas de firmas masivas y secundaron las manifestaciones más de 50
colectivos). El edificio debía destinarse a uso cultural, pero el
Gobierno Sanz y el Ministerio del Interior determinaron que las
necesidades de la Guardia Civil eran más perentorias debido al
deterioro del anterior cuartel, situado en la casa Ataka Beltza. Tanto
la Corporación municipal de entonces (liderada por la izquierda
abertzale) como la posterior (con alcaldía de Nafarroa Bai desde 2003 a
2007) y la actual (de nuevo en manos de la izquierda abertzale) han
denunciado aquella decisión.

La Guardia Civil lleva instalada en Leitza más de cien años.

Aquesta entrada ha esta publicada en REFLEXIONES. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Euskal Herria: En Leitza no hubo ningún atentado según testigos y el mismo Rubalcaba ministro del interior español

  1. RITXARD ha dit:

    jajajajajajaj manda webos.esto si ke tiene guasa,ya lo decian los chichos.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s