Muestra de unidad de los Països Catalans tras 350 años de división

En el sur pobre del Hexágono francés ayer
alrededor de 5.000 personas recorrieron las calles de Perpinyà para
demostrar que 350 años después de la firma del Tratado de los
Pirineos…

Laia Altarriba i Piguillem
|
Gara |
8-11-2009 a las 21:56 | 747 lecturas | 5 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/muestra-unidad-pasos-catalans-tras-350-anos-division



En
el sur pobre del Hexágono francés ayer alrededor de cinco mil personas
recorrieron las calles de Perpinyà para demostrar que 350 años después
de la firma del Tratado de los Pirineos, todavía son muchos los que se
sienten catalanes y quieren reforzar los lazos con el sur de la
frontera. La manifestación unitaria reivindicó la necesidad de
estrechar estos lazos norte-sur para defender la lengua, la cultura y
la identidad propias.

Laia ALTARRIBA i PIGUILLEM |

«La
manifestación de hoy demuestra que somos capaces de romper fronteras y
tejer vínculos entre el norte y el sur de una frontera que nos
impusieron hace 350 años». Hervé Pi, el presidente de la Federació
d’Entitats per la Defensa de la Llengua i la Cultura Catalana de la
Catalunya Nord, se mostraba así de satisfecho al término de la
manifestación que ayer recordó en Perpinyà que a pesar del Tratado de
los Pirineos no se han roto todos los vínculos entre el norte y el sur
de los Països Catalans. Su satisfacción tenía base: la presencia de
alrededor de 5.000 manifestantes, según la organización, el doble de
los que habitualmente secundan la convocatoria de la Diada norcatalana
del 7 de noviembre. La mitad eran del norte, la otra mitad del sur.

La
«Comissió 350 anys», que agrupa a la mayor parte de entidades
catalanistas del norte, había convocado la jornada. Actuaciones de
cultura popular por la mañana, manifestación por la tarde, marcha de
antorchas y concierto por la noche. Ayer fue un sábado repleto de
actividades en Perpinyà para reivindicar la catalanidad de unos
territorios que en 1659 quedaron separados del resto del país.

«La
población de la Catalunya Nord se define a sí misma como catalana». Lo
aseguraba Joan Ridaura, el presidente de ERC en Catalunya Nord, a GARA.
Aunque reconocía que esto no supone una traducción inmediata en clave
de reivindicación política, está convencido que está asociado a la
conciencia de pertenencia a una cultura y una nación.

Ridaura
añadía que cuando se habla de unidad de la nación catalana, los
ciudadanos del norte no tienen ningún interés en dejar de ser franceses
para ser españoles. Por contra, está convencido que si en un futuro se
puede crear un estado independiente «nos llevaríamos sorpresas
positivas con la actitud de la población de estas comarcas».

Hacer piña con el sur

Cecília
Duran y Anaïs Cifuentes forman parte de la Agasalla, el grupo de
jóvenes del Centre Cultural Català de Perpinyà. Ellas también se
mostraban muy satisfechas por la asistencia de gente, tanto del norte
como del sur. Anaïs Cifuentes valoraba para GARA la alta presencia de
catalanes del sur de la frontera como positiva. «Que haya tanta gente
del sur hoy aquí para nosotros es importante, pues los catalanes del
norte somos pocos y necesitamos hacer piña con el sur», señaló. Duran
añadía: «Pero hay que valorar que cada año a esta manifestación se suma
más gente del norte, ya no sólo es gente del sur que viene a
manifestarse como ocurría hace años».

Algunos de los jóvenes de
la Agasalla son también militantes de Maulets, la única organización de
la izquierda independentista con implantación en estas comarcas. Pero a
pesar de tener poca presencia en esta zona, la fecha señalada trajo
muchos militantes de este movimiento político a la moviliza- ción de
ayer.

Otra de las formaciones que participó en la marcha fue ERC,
con la presencia de su presidente, Joan Puigcercós; de su secretario
general, Joan Ridau, y de los diputados Anna Simó (Parlament de
Catalunya) y Oriol Junqueras (Parlamento Europeo). Este partido tiene
implantación en las comarcas norcatalanas, y en las últimas elecciones
municipales obtuvo algunos concejales en pueblos pequeños.

La
estrategia de ERC es distinta al norte y al sur de la frontera, pues
los logros en materia de reconocimiento de la cultura y la identidad
propias son muy menores en el norte, «como bien sabrán los lectores de
GARA, pues sucede lo mismo en Iparralde», aclaraba Joan Ridaura. Así
pues, la lucha de ERC en el norte se centra actualmente en lograr una
región transfronteriza en el ámbito europeo que incluya las comarcas
catalanas que colindan con la frontera por el norte y por el sur.

Reforzar los vínculos

Más
allá del plano institucional, cada vez existen más grupos de cultura
popular en las comarcas catalanas del norte. Estos grupos de castellers
(construcción de torres humanas), diables (demonios) o trabucaires se
han federado con los que existen al sur de la frontera. «Esto genera
vínculos fuertes», explica Hervé Pi. Unos vínculos que la legislación
centralista francesa lleva tratando de romper desde hace años.

Ahora
una nueva amenaza se cierne sobre los grupos de fuego, es decir sobre
los diables y bestias de fuego. Y es que una normativa europea que
entrará en vigor el 4 de enero prohibirá la celebración de los típicos
«correfocs», unos pasacalles donde la gente salta debajo del fuego.
Como la aplicación de la normativa europea en el resto de los Països
Catalans sí permitirá la celebración de «correfocs», los Diables i
Bruixes del Riberal (en la Catalunya Nord) han pedido simbólicament
asilo político a la Generalitat de Catalunya.

Escasa oferta en catalán

La
obligatoriedad de la escolarización en francés durante décadas ha ido
alejando a la lengua catalana de la vida cotidiana de la población.
Actualmente es muy difícil encontrar jóvenes que la hayan aprendido de
sus padres. La trasmisión familiar de la lengua se rompió, sobre todo,
a partir de mitad del siglo XX. Una generación entera dejó de hablar a
sus hijos la lengua que le habían trasmitido sus padres. La lenta
recuperación empezó en los años 70, y poco a poco ha ido dando sus
frutos. Hoy día son nueve las escuelas de primaria que tienen el
catalán como lengua vehicular, y cada vez hay más centros escolares
(también públicos) donde la enseñanza es bilingüe. La demanda de la
población para que los más pequeños aprendan en la lengua de sus
bisabuelos ha ido en aumento. Por eso, ahora el problema es que la
oferta existente no puede satisfacer una demanda en auge.

Mayor interés

Este
incremento del aprendizaje del catalán ha estado vinculado al aumento
del interés entre la población, también entre los jóvenes, a conocer la
cultura e identidad del país, y a mirar más hacia el sur de la frontera
que se trazó hace 350 años.

Anaïs Cifuentes es profesora de
secundaria, y asegura que «cada vez hay menos rechazo hacia la lengua y
cultura propias, y los jóvenes son más receptivos a estrechar lazos con
jóvenes del resto de los Països Catalans».

Al término de la
manifestación, Hervé Pi estaba, pues, muy satisfecho aunque le quedaban
unas cuantas horas por delante de marcha de antorchas en recuerdo los
combatientes catalanes de 1659, y de concierto con actuaciones de
grupos de toda la nación.

Pero la jornada le había infundido
energía: «Hemos hecho una demostración de fuerza, hemos demostrado que
tenemos peso. La movilización de hoy nos empuja a continuar denunciando
que sufrimos las consecuencias de un Tratado que nos impusieron. Han
sido 350 años de ocupación, pero también 350 años de resistencia, y
continuamos combatiendo».

A la
manifestación se desplazaron autocares organizados desde distintas
ciudades del sur de la frontera. Uno de ellos fue organizado por Acció
Cultural del País Valencià.

Una de las
demanda es la mejora del transporte entre norte y sur, ya que el viaje
en tren desde Barcelona a Perpinyà se prolonga durante cinco o seis
horas para recorrer tan sólo 180 kilómetros.

A
la manifestación unitaria acudieron algunos partidos políticos del sur
con pancartas propias, como ERC (que tiene implantación en las comarcas
del norte) y las juventudes de CDC.

Durante
la jornada se denunció también que con el paso a la TDT, la población
norcatalana no podrá continuar viendo TV3, el único canal íntegramente
en catalán que reciben.

La mutilación catalana como moneda de cambio

El
Tratado de los Pirineos fue firmado por las coronas española y francesa
el 7 de noviembre de 1659 en la Isla de los Faisanes, sobre el Bidasoa,
para poner fin a un conflicto iniciado en 1935, durante la Guerra de
los Treinta Años, y supuso la mutilación de unos Països Catalans que
quedaron divididos entre los estados español y francés. En aras a este
tratado, quedaba anexionado al Estado francés el territorio que hoy es
Catalunya Nord.

La firma del documento puso fin a una parte de la
Guerra de los Treinta Años (1618-1648): la guerra franco-española que
comenzó en 1635 y que continuó durante la rebelión de la Fronda de
1948. En 1941, Francia apoyó a los sublevados catalanes durante la
Guerra dels Segadors, que afectó a gran parte de Catalunya hasta 1959,
mientras que España hacía lo propio con la rebelión de Fronda.

El
Tratado de los Pirineos significó el fin de la guerra que surgida entre
ambos países a raíz de la Guerra de los Treinta Años y de la
frustración española por la Paz de Westfalia (1948), que zanjó la mayor
parte de los conflictos de aquella guerra pero no solventó la contienda
que desde hacía años enfrentaba a Francia y España.

La paz que se
firmó en el centro de la bahía del Bidasoa, frontera entre Lapurdi y
Gipuzkoa, supuso la consumación del fin de la hegemonía española en
Europa y el momento de máxima expresión del poder francés en el
Continente.

Pero, además, significó la partición catalana y la
separación de muchas familias. Entre otros arreglos, con ella España
cedía a Francia el condado de Roselló, Conflent, Vallespir, Capcir y 33
ciudades y aldeas del condado de la Cerdanya. En el lado francés, el
compromiso incluia mantener la vigencia de los «Usatges de Barcelona» y
sus instituciones en el norte de los Pirineos, con sede en Perpinyà,
pero esto no fue respetado y en 1660 los «Usatges» fueron derogados, lo
que conllevó la abolición de las instituciones propias en Catalunya
Nord, así como la prohibición del uso del catalán en el ámbito público
y oficial.

GARA

Aquesta entrada ha esta publicada en EVENTOS. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s