Madrid en evidencia: los observadores internacionales conocían la propuesta de Batasuna antes de las detenciones

Mediadores internacionales conocen la apuesta de Batasuna

La
redada que ha llevado a prisión a cinco destacados miembros de la
izquierda abertzale tampoco ha logrado bloquear la oferta de Batasuna
en el ámbito internacional. A los mediadores ya les constaba su
voluntad de apostar por un nuevo ciclo porque fueron informados de modo
directo poco antes. La operación, por tanto, deja en evidencia a Madrid.

Ramón SOLA- Iñaki IRIONDO | IRUÑEA

La
maniobra de bloqueo de la iniciativa de la izquierda abertzale puesta
en marcha por el Estado español con las detenciones del pasado día 13
no han logrado detener el debate entre sus bases sobre la apertura de
un nuevo ciclo, como ha quedado constatado esta última semana. Pero
además, el ataque dirigido por el ministro de Interior, Alfredo Pérez
Rubalcaba, ha llegado tarde también en el ámbito internacional.

Según
ha podido confirmar GARA, antes de que se consumaran los arrestos y
encarcelamientos de Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Miren Zabaleta, Sonia
Jacinto y Arkaitz Rodríguez, los mediadores internacionales que
contactan con las partes en conflicto desde hace varios años habían
sido informados directamente por Batasuna sobre su intención de dar
pasos adelante decisivos de cara a la solución del conflicto.

Del
mismo modo, el equipo de mediadores era consciente de la posibilidad de
que el Estado español respondiera a esta ofensiva política con
detenciones de dirigentes. Lo que ha sorprendido es que los arrestos se
hayan consumado antes incluso de que las iniciativas comenzaran a salir
a la luz pública.

La
discreción absoluta que impera en este tipo de comunicaciones impide
por ahora saber cuál ha sido la conclusión obtenida por los mediadores
internacionales y si han emprendido alguna acción frente a la ofensiva
conjunta del Gobierno español y la Audiencia Nacional. Lo que sí está
probado es que a los mediadores les constaba la voluntad de Batasuna y
que conocían su iniciativa, de modo que tienen todas las claves en su
mano para valorar el motivo de fondo de estas detenciones y
encarcelamientos.

Una filtración obviada

Aunque
de un modo sui generis, la Cadena Ser ha hablado también de la
existencia de este contacto previo a las detenciones. Lo hizo el pasado
lunes. Como es norma habitual en muchos medios españoles, los
interlocutores de Batasuna eran presentados en realidad como «enviados
de ETA». Pero en la filtración se admitía que el mensaje trasladado a
los mediadores internacionales era que la izquierda abertzale está
dispuesta a realizar una nueva apuesta por las vías políticas.

Pese
a la evidente trascendencia de este posicionamiento, la información
emitida por la cadena del grupo Prisa fue obviada por portavoces
políticos y por el resto de medios de comunicación, mucho más
receptivos al mensaje oficial de Rubalcaba de cerrar las puertas a
cualquier tipo de diálogo y descalificar cada iniciativa de Batasuna
como un «engaño».

La
Cadena Ser afirmaba que el encuentro se había producido en Londres «en
las últimas semanas». Aseguraba que en él había participado Arnaldo
Otegi -pese al seguimiento policial completo que padecía, el auto de
prisión del juez Garzón no hace alusión alguna a este viaje-. Y se
detallaba que Batasuna trasladó a los mediadores que «la resolución
sólo pasaba por la vía política». Se afirma que ante la evidente
importancia de esta comunicación, los mediadores «barajaron incluso una
declaración pública por parte de la izquierda abertzale para finales
del mes de noviembre, anunciado una resolución por una vía
exclusivamente política». En este contexto llegó la redada comandada
por Rubalcaba y Garzón.

Por
encima de la imagen distorsionada que pueden provocar las versiones de
parte trasladadas por el Gobierno español a los medios de Madrid, la
izquierda abertzale siempre ha remarcado en los últimos meses que su
posición ante estos mediadores internacionales es sólida. El texto de
debate entre sus bases del que informó GARA el martes lo apunta de
nuevo.

Durante el
último proceso de negociación, los mediadores internacionales y los
representantes gubernamentales que se implicaron en calidad de observa-
dores obtuvieron mucha información sobre la disposición de la izquierda
abertzale a avanzar por vías políticas. En el último intento con
formato de doble mesa celebrado en mayo del año 2007, escucharon además
por vez primera que ETA ponía sobre la mesa su disposición a
«desmantelar sus estructuras militares». Sin embargo, la imposibilidad
de alcanzar un acuerdo político previo echó por tierra el proceso de
diálogo.

Canal abierto

Las filtraciones
aparecidas periódicamente en medios estatales llevan a concluir que el
canal de comunicación instalado por las partes con los mediadores y
observadores internacionales se ha mantenido abierto, aunque sí estén
cerrados el diálogo directo entre el Gobierno español y ETA o el que
mantuvieron paralelamente el PSOE y Batasuna.

A modo de ejemplo,
existe constancia de que en el verano de 2007, tras el reinicio de la
acción armada de ETA, Alfredo Pérez Rubalcaba contactó con mediadores y
observadores para anunciarles su intención de acometer una ofensiva
represiva contra el conjunto de la izquierda abertzale, a distintos
niveles. El ministro de Interior habló, en concreto, de 200
detenciones, un número que se ejecutó con precisión milimétrica en los
siguientes meses.

La información que corre por ese canal tiene
lógicamente un recorrido circular, de modo que lo que cada parte
transmite a los mediadores acaba siendo conocido por la otra. También
por ello, Madrid sabe perfectamente cuál es la voluntad de Batasuna.

TODOS LOS DATOS

La
comunicación previa de sus planes por parte de la izquierda abertzale
hace que los mediadores tengan todos los elementos en su mano para
valorar la decisión de Madrid de encarcelar a Arnaldo Otegi, Rafa Díez
y sus compañeros.

«Le Monde» también refiere mensajes de Rubalcaba

El
ministro no sólo ha intentado cerrar filas en el panorama mediático
español. Al día siguiente de las detenciones, «Le Monde» informó de que
Rubalcaba se había reunido también con corresponsales extranjeros en
Madrid para aleccionarles contra las iniciativas de Otegi y
trasladarles que «su autonomía es nula».GARA

CADENA SER

La
Cadena Ser afirmó el lunes, citando fuentes policiales españolas, que
los mediadores han sido informados de la apuesta política inequívoca de
la izquierda abertzale.

RUBALCABA

Esta
información no tuvo apenas eco. Periodistas expertos en temas de
Interior y corresponsales extranjeros han sido instados por Rubalcaba
en los últimos meses a creerle sólo a él.

Tercer aniversario del aval europeo a una negociación

Precisamente
hoy, en un momento en que el Gobierno del PSOE endurece al máximo su
posición contra una salida dialogada en Euskal Herria con las últimas
detenciones como máximo exponente, se cumplen tres años de la
resolución del Parlamento Europeo que apoyaba el proceso de negociación
abierto en 2005 y clausurado sin acuerdo.

Aquella
sesión del 25 de octubre de 2006 fue considerada como la prueba de que
el conflicto vasco había entrado definitivamente en la agenda europea.
El fin de aquel proceso no ha hecho que las instituciones
internacionales se desentiendan, aunque lógicamente las iniciativas
posteriores han estado unidas a los avatares del conflicto armado y no
a las expectativas de paz. Como ejemplo queda la decisión del Tribunal
de Derechos Humanos de Estrasburgo de dar por buena la ilegalización de
Batasuna -sentencia a la espera de recurso-, pero también las dudas
sobre todo el conjunto de la legislación especial española expresadas
hace unas semanas en Leioa por el Relator de la ONU, Martin Scheinin, o
la decisión del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias que ha
establecido esta semana que no se puede detener a alguien sólo por ser
de Batasuna. Todo ello confirma que son muchos los ojos que siguen
puestos sobre Euskal Herria.

Técnicamente,
aquella sesión estuvo a punto de finalizar en un fracaso sonoro, en un
momento en que el proceso de negociación empezaba a languidecer. Salió
adelante sólo por diez votos de diferencia (321 frente a 311) después
de que las dudas del PSOE fueran descafeinando el texto y de que el
Estado español adoptara iniciativas como la de procesar a más de 40
dirigentes de la izquierda abertzale. De víspera también se produjo el
robo de 300 pistolas en Nimes atribuido a ETA. Sin embargo, para Euskal
Herria marcó todo un jalón, y de hecho varios miles de personas
acudieron a Estrasburgo para hacer presentes las ansias de solución de
los vascos.

El
Ejecutivo español echó tierra rápidamente sobre aquella resolución. A
día de hoy, José Luis Rodríguez Zapatero sigue apoyando procesos de
diálogo en el mundo (lo acaba de hacer en Israel y Palestina ). Sólo
hace una excepción: Euskal Herria. R.S.-I.I.

Aquesta entrada ha esta publicada en REFLEXIONES. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s