Un teniente coronel del ejército español mandó cartas amenazantes en nombre de ETA a otros militares

Trataba de asustarles para que abandonaran la plaza que él codiciaba –
Martes.22 de septiembre de 2009 –
0 comentario(s)


Un test confirma que un mando militar escribió cartas en nombre de ETA

Íñigo Árrue | Valladolid

La prueba pericial caligráfica de la
Policía Científica ha determinado que el teniente coronel médico
vallisoletano E.A.L. fue el autor de las amenazas de muerte en nombre
de ETA sobre dos compañeros de la misma graduación militar a quienes
presuntamente coaccionó para que abandonaran las plazas que el
envidiaba: los botiquines del acuartelamiento de San Isidro y de la
Academia de Caballería.

La causa se encuentra en estos momentos
en Instrucción número 3 de Valladolid, después de que la Audiencia
Provincial ordenara al Juzgado que investigara los hechos como
constitutivos de un delito de amenazas. Inicialmente el magistrado
calificó los hechos como de falta, pero el recurso interpuesto por los
afectados ha prosperado. El juez investiga ahora el caso dos
procedimientos distintos "uno para las cartas anónimas y otro para las
llamadas amenazantes" aunque finalmente podrían converger en una sola
causa. Es al menos lo que espera la defensa de E.A.L. atendiendo al
principio de non bis in ídem (no dos veces por lo mismo) para evitar
una posible doble condena. La pena por amenazas puede alcanzar los 3
años de cárcel y, en su caso, podría acarrear su salida de las Fuerzas
Armadas.

De las dos tandas de amenazas que
E.A.L., supuestamente, dirigió contra sus compañeros, la de las cartas
ya tiene informe grafístico. Fuentes del caso aseguraron a este diario
que la comparación de los manuscritos de las tres cartas amenazantes
con otros textos escritos por E.A.L., de 56 años, revela un conclusión
"irrefutable" sobre su autoría.

El contenido tardará en olvidarlo el
receptor, el entonces médico jefe de San Isidro. "Hola cabrón,
usurpador tú y el puto amigo. Así está España. Gora ETA", reza el
primer envío. Dos meses después, recibió una carta, que, por indicación
de los agentes, no llegó a abrir para trabajar mejor con las huellas y
la saliva. Finalmente, otro mes después, le llegó a su consulta privada
una tercera carta sin remite en el sobre.

Dentro, un folio en blanco con el
siguiente texto: "Hola cabrón no te olvidamos por ser parte de la
pandilla de sinvergüenzas que tenemos en el gobierno y usurpadores.
Hasta que no acabemos contigo no pararemos", señala.

Ahora el médico investigado tendrá que
someterse a una segunda prueba pericial. Se celebrará el próximo 7 de
octubre y consistirá en un reconocimiento de voz a partir de las
llamadas amenazantes que pudo grabar uno de los perjudicados para
formular su denuncia.

Diario El Mundo

Aquesta entrada ha esta publicada en REFLEXIONES. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s