Nueva agresión a la Serra Grossa

El
Plan de Reforma Interior del sector Sangueta en Alicante pretende
habilitar un sector urbanístico que acogería al Centro de Congresos,
630 viviendas, casi 1.200 plazas de aparcamiento, y superficies para
plazas hoteleras y centros comerciales.

El Centro de Congresos se pegaría a las faldas de la
Serra Grossa, para lo cual es necesario reclasificar suelos no
urbanizables protegidos de la misma sierra, e iría acompañado de 10
torres, alguna de ellas de más de 100 m de altura, que superaría la
máxima altura del Centro de Congresos y la cota de la parte sur de la
Serra Grossa adyacente. Los edificios más próximos al mar se dedicarían
a realojar a los vecinos cuyas viviendas (210) se derribarán.

El proyecto es muy poco respetuoso con la Serra Grossa,
que ha sufrido en los últimos tiempos múltiples agresiones (línea 2 del
tranvía en la misma ladera, obras de “saneamiento” de la cantera que
eliminaron los nidos de varias especies de aves protegidas,
urbanización de la Goteta, etc). El Estudio de Impacto Ambiental
minusvalora los valores ambientales de la Serra Grossa, no efectúa un
estudio real de alternativas, no justifica ambientalmente la opción
elegida y esconde que el único criterio que se ha seguido con el fin de
conseguir la más alta edificabilidad y aprovechamiento urbanístico, es
el puramente económico.

El impacto paisajístico de la actuación es muy
negativo, pues supone la construcción de inmensos rascacielos en las
proximidades de la Serra Grossa y de la ribera del mar. La ubicación
del Centro de Congresos se justifica como una “restauración” de la
cantera, valorando muy negativamente los cortados de los cantiles de la
sierra, con una textura y color similar a la piedra de muchos
monumentos religiosos de la ciudad de Alicante (pues se extrajeron de
ahí los materiales de construcción), pero impacta de forma muy negativa
en la misma sierra. Además ese edificio que se pretende emblemático y
nuevo icono, no se podrá visualizar de forma completa, pues será
ocultado por la misma sierra y por los rascacielos que se construirán
en su entorno.

Por tanto, no estamos de acuerdo en la construcción de
casi 1.200 plazas de aparcamiento de rotación, que se justifican como
“aparcamientos disuasorios”, pero que sin embargo no cumplen con los
requisitos de ese tipo de aparcamientos y suponen un motivo más para
que los vehículos a motor penetren e invadan la ciudad.

Aquesta entrada ha esta publicada en REFLEXIONES. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s